Del oficinista al creador de contenido: ¿Qué especificaciones debe tener tu portátil para teletrabajar?

0
14

Europa PressMadrid

Convertir la casa en una oficina ha sido el reto al que se han enfrentado muchos españoles durante los últimos meses. El aumento del teletrabajo, como consecuencia de las medidas de aislamiento social aprobadas por el Gobierno para frenar la expansión del Covid-19, ha llevado a adaptar los hogares a las necesidades de un puesto de trabajo y los ordenadores portátiles se han convertido en los protagonistas.

Sin embargo, muchos usuarios se han dado cuenta de que sus equipos tecnológicos no están preparados para soportar determinadas cargas de trabajo. Por ello, es importante contar con unas nociones básicas que ayuden a entender qué especificaciones necesita un portátil para poder trabajar desde cualquier lugar, ahora que todos los expertos apuntan a que el teletrabajo será una situación cada vez más común en las empresas.

La práctica del teletrabajo en España está por debajo de los niveles de la Unión Europea, con un 7,5 por ciento de empleados que realizan su jornada laboral de forma telemática, frente al 13,5 por ciento de media europea, según Eurostat. Sin embargo, un informe reciente del Banco de España revela que el 30,6 por ciento de los españoles podría trabajar desde su hogar, una proporción que se multiplica por dos y alcanza el 60 por ciento cuando se refiere a ocupaciones consideradas como cualificadas.

«Durante mucho tiempo, los profesionales creativos han estado atados a sus escritorios. Necesitaban equipos muy potentes para trabajar, que generalmente estaban en la oficina. Sin embargo, la última generación de portátiles lleva potentes especificaciones a un formato mucho más liviano, permitiendo editar videos en 6K, renderizar escenas complejas en 3D o transmitir en directo con la mejor calidad desde cualquier lugar», explica Gerardo Delgado, Sr. Product Manager de NVIDIA, desde las oficinas centrales de la compañía, en Silicon Valley.

En declaraciones a Europa Press, este experto reconoce que el Covid-19 ha puesto a trabajadores y empresas ante una situación «increíblemente difícil», pero añade que este momento tan complicado coincide -sin embargo- con un salto tecnológico que permite a muchos profesionales trabajar a distancia. «Esto llega a pasar en el año 2000 y es el caos. Se están pudiendo digitalizar muchos procesos en las empresas en tiempo récord», ha apostillado.

¿QUÉ NECESITA MI ORDENADOR Y CUÁNTO CUESTA?

La situación actual ha provocado que mucha gente se haya dado cuenta de que estaba desactualizada para trabajar en casa y aquellos que tenían equipos de hace cinco o seis años han adelantado su renovación. También lo han tenido que hacer las empresas y las ventas de portátiles se han disparado en estos meses.

Desde NVIDIA, una de las empresas punteras en el desarrollo y fabricación de componentes de ordenador, explican que la tendencia apunta a ordenadores portátiles versátiles que ofrezcan «todo en uno», cumpliendo con las exigencias laborales y los usos personales en el tiempo libre (como el ‘gaming’). «Hay excelentes ordenadores portátiles con GPU NVIDIA GeForce RTX a partir de 1.000 euros, que cumplen con las necesidades de la mayor parte de los profesionales, mientras que las configuraciones ‘premium’ RTX Studio -ordenadores creados específicamente para profesionales creativos- se pueden encontrar desde 1.600 euros», detalla Gerardo.

Este experto defiende que «seguir pensando en máquinas separadas ya prácticamente no tiene sentido». Muchas empresas ya permiten que los trabajadores puedan llevar su dispositivo personal al trabajo o usen el del trabajo para asuntos personales. En este sentido, pone como ejemplo los teléfonos de empresa: «Ya casi nadie tiene un móvil de empresa y uno personal. Lo mismo va a ocurrir con los ordenadores».

En cualquier caso, detalla cuáles son las especificaciones que debe tener en cuenta cada tipo de usuario para que la compra de ajuste a sus necesidades: quien hace el típico trabajo de oficina busca un portátil ligero con una gran batería; el usuario ‘gamer’, por su parte, necesita un alto rendimiento (una buena unidad de procesamiento gráfico -GPU-, como GeForce RTX) y una pantalla rápida, de al menos 144 Hz; mientras que un creador de contenido tiene que incorporar una pantalla 4K con una amplia gama de colores, además de la GPU dedicada, como es el caso de RTX Studio.

APUESTA POR LOS CREADORES DE CONTENIDO

El término ‘creadores de contenido’ está de moda y engloba a cerca de 40 millones de personas. Se trata de un grupo que incluye desde profesionales del diseño gráfico, la animación 3D o la edición fotográfica hasta quienes crean contenidos para sus redes sociales, editan vídeos para YouTube o retransmiten en directo (‘streaming’) sus creaciones o sus partidas de videojuegos. Un nicho de usuarios que requieren de unos ordenadores potentes para poder trabajar desde cualquier lugar.

El consumo de estos últimos contenidos se ha disparado en estos dos últimos meses de confinamiento: los últimos estudios apuntan a un aumento de hasta un 55 por ciento en el consumo de vídeos en YouTube, una tendencia que se repite en plataformas como Instagram, Tik Tok o Twitch. «Para muchos de estos profesionales el tiempo es dinero. Ser más rápidos implica poder coger un nuevo proyecto o dedicar más horas a hacer crecer sus perfiles de las redes sociales», explica Gerardo.

Por ello, la compañía estadounidense ha puesto el foco en estos profesionales con la plataforma NVIDIA Studio, que es ideal para aspirantes a artistas y profesionales del sector, aportando potencia a los procesos creativos y reduciendo al máximo los tiempos de espera con ‘renderizados’ o a la hora de exportar los vídeos, por ejemplo.

Hasta ahora muchos creadores de contenido no tenían más remedio que recurrir a ordenadores de estética ‘gamer’ para tener la potencia que necesitaban en un dispositivo portátil. NVIDIA trabaja ahora con los principales fabricantes del sector para cambiar esta situación y que haya un equipo adecuado para cada profesional, donde tanto potencia como diseño o funcionalidad cumplen con las expectativas de todos.

Los principales fabricantes del mercado, como MSI, Microsoft, ASUS, HP, Acer o Gigabyte, ya cuentan con modelos RTX Studio en su portfolio. De la misma forma, NVIDIA trabaja junto a algunos de los programas de software más utilizados por los profesionales creativos, como Adobe Premiere Pro, para mejorar su rendimiento. Gracias a este trabajo se ha conseguido hacer cinco veces más rápido el proceso de exportar los vídeos, entre otros avances.

Y estos cambios vienen acompañados de otras revoluciones que marcarán la próxima década y en las que ya trabaja la compañía: «la adopción de la Inteligencia Artificial ayudará a automatizar tareas tediosas, ahorrando mucho tiempo a los profesionales, mientras que los cambios de forma de los ordenadores, con formatos flexibles o segundas pantallas en el mismo dispositivo, ofrecerán alternativas interesantes para cuestiones como la edición de vídeo», concluye Gerardo.